lunes, 8 de junio de 2009

Debacle socialista en toda Europa

Tras los intensos días electorales en los 27 países, desde el pasado jueves hasta ayer domingo, no se me ocurre un titular más sintético y esclarecedor. El grupo del Partido Popular Europeo obtiene la hegemonía con un 37 % de los sufragios en el conjunto de los Estados, lo que supone un total de 265 escaños, que serían más si incluyéramos el grupo Tory británico que ha decidido abandonar el PPE para esta legislatura y formar grupo propio. Entretanto el grupo de los socialistas europeos pierde 53 escaños con respecto a la anterior legislatura y se queda en 162. En tercer lugar se sitúa otro grupo ubicado en el centro-derecha político, el de la Alianza de Liberales y Demócratas, que obtiene 80 eurodiputados, y que acoge entre otros a los Lib-Dems británicos -un grupo eurofederalista- y también a los representantes de CIU-PNV o Europa de los Pueblos. En cuarto lugar los Verdes, que pasan a 51 diputados, seguidos de la Unión para la Europa de las Naciones con 35. En sexta posición El Grupo Confederal de la Izquierda Unida Europea, que agrupa a varias izquierdas nórdicas, y obtiene 33 escaños, y en séptimo lugar el grupo Independencia-Democracia con 19 asientos. Finalmente hay 91 eurodiputados sin grupo específico, y a la espera de formar posibles alianzas (se requiere un mínimo de 25 diputados de al menos siete nacionalidades distintas para formar un grupo parlamentario), entre ellos el Partido Pirata sueco, que defiende la libre descarga de contenidos en la red, y que ha conseguido colocar a un representante en la Eurocámara.

Lo más remarcable sea tal vez la elevada abstención, y una participación que se ha quedado en el 42,94 %. No demasiado explicable en unos comicios tan decisivos para la ciudadanía europea, aunque es de prever que esta legislatura que será clave en el desarrollo institucional y que aportará cambios muy visibles, vuelva a dar un giro de tuerca a la democratización real de la Unión Europea. Veamos lo que esta Eurocámara nos brinda y desde aquí los mejores deseos y mucho ánimo para los 736 diputados que nos representarán a todos y cada uno de los europeos.