jueves, 10 de abril de 2008

El reparto de poder en la UE tras el Tratado de Lisboa

En el Tratado de Lisboa se clarifica en parte el reparto competencial, para entender quién es responsable de qué políticas. Este aspecto es clave para la democratización europea, ya que refuerza la responsabilidad en distintos niveles.

1) Principios del reparto competencial:
* La UE ejerce con plenitud las competencias que los EM le ceden en el Tratado de Lisboa.
* Las no especificadas permanecen bajo el mando de los EM.

El principio de poderes conferidos garantiza que la UE no puede aumentar sus competencias a expensas de los Estados sin el previo consentimiento de éstos. Lamentablemente hay que destacar que este Tratado reconoce la posibilidad de que los EM recuperen competencias ya delegadas a la UE, retroceso notorio en el camino federal.

2) Tipos de competencias:
a) Exclusivas de la UE:
- Fronteras de la UE.
- Establecimiento de las reglas de competencia para el funcionamiento del mercado interior.
- Política monetaria de los EM donde está vigente el euro.
- Conservación de los recursos naturales del mar.
- Política comercial común.
- La conclsuión de cualquier acuerdo interno en el marco de un acto legislativo de la UE, o cuando es necesario para el ejercicio de una competencia interna, o bien sea posible que las reglas comunes se vean afectadas o su rango modificado.

b) Compartidas, cuando los EM las ejercen si la UE no lo hace:
- Mercado interior.
- Política social según lo definido en el Tratado.
- Cohesión económica, social y territorial.
- Pesca y agricultura, excepto la conservación de los recursos del mar.
- Medio ambiente, protección del consumidor, transporte, redes transeuropeas, energía.
- Área de libertad, seguridad y justicia.
- Asuntos de seguridad relacionados con la salud pública, según define el Tratado.
- Investigación, desarrollo espacial.
- Cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria.

c) Exclusivas de los Estados miembros:
- Industria.
- Cultura.
- Turismo.
- Educación, formación profesional, deporte, juventud.
- Protección civil.
- Protección y mejora de la sanidad.

Los EM coordinan sus políticas económicas y de empleo mediante los mecanismos de coordinación, y que existe un régimen especial para la política exterior y de seguridad.

3. Nuevas competencias que adquiere la UE:

* El Tratado de Lisboa no otorga nuevas competencias exclusivas a la UE.
* Otorga nuevas competencias compartidas:
- Espacio y energía.
- Acción de soporte y complementaria en protección civil, propiedad intelectual, turismo, deporte y cooperación administrativa.

En estos casos se aplica el procedimiento legislativo ordinario (CODECISIÓN, entre el Parlamento y la mayoría cualificada del Consejo de Ministros)

* Además potencia el papel de la UE en ciertas áreas, sobre todo en libertad, seguridad y justicia, y en términos de defensa y acción exterior.

* Abre la puerta a una futura política energética europea, porque permite a la UE: legislar para armonizar el mercado energético; mejorar la seguridad de las fuentes de energía de los EM; promover el ahorro energético y el desarrollo de nuevas formas de energías renovables.

4. Papel de los Parlamentos nacionales:
* Define el papel de los Parlamentos, que comprobarán que las competencias se comparten realmente, gracias al mecanismo de "alerta precoz" (early warning) que:

- Los Parlamentos podrán alertar cuando el principio de subisdiariedad esté en riesgo de ser violado por las instituciones europeas.
- La Comisión deberá revisar toda propuesta que supere 1/3 (o bien 1/4 en el área de Interior y Justicia) de opiniones negativas por parte de los Parlamentos nacionales.

* Admite la posibilidad de que los Parlamentos nacionales recurran al Tribunal de Justicia en relación con cualquier incumplimiento o violación del principio de subisdiariedad.